¡Bienvenida!

¡Hola!

Me llamo Loreleï y soy especialista en comunicación editorial.

Así es como me presento a profesionales de marketing. Al resto del mundo, y a mi madre en particular, digo que “trabajo en cosas de redacción y traducción”. Bueno, la verdad es que a ella se lo explico en francés porque es mi lengua materna, pero nos entendemos.

En breve, le propongo ayudar con todos los contenidos de su empresa
dirigidos a un público objetivo francés:

 

¿Qué plan de contenido adoptar para Francia?

Sé que no es fácil definir una estrategia editorial para un país donde no está. Aun cuando ya tiene un plan para su mercado nacional o para Europa, es necesario adaptarlo.

Vivo aquí en Francia, rodeada de sus consumidores potenciales: escucho de qué se habla en el metro, sé quién es la persona que está bien visto odiar esta temporada o cuales son las noticias o las polémicas que estremecen al paisaje mediático en un momento dado.

Esos pequeños detalles, además de una auditoría en profundidad, son valiosos a la hora de diseñar contenido, sobre todo cuando se trata de elegir mensajes, proponer ángulos adecuados para este mercado y elaborar un calendario editorial apropiado.

Contar con este punto de vista “nativo” es clave para encontrar su voz francesa en el proceso de comunicación.

Transmita a su audiencia francesa una imagen coherente con su identidad corporativa

¿Le parece difícil gestionar su producción de contenidos para varios mercados europeos? Claro, especialmente si no tiene equipo en el mismo lugar y no domina la lengua.

En estas situaciones, solemos recurrir a redactores y traductores autónomos, pero no todos tenemos los recursos para evaluar lo que se produce en otro idioma:

  • ¿Estamos seguros de que esta palabra no es despectiva?
  • ¿Se transmite bien la identidad corporativa?
  • ¿Cumplen los textos con el manual de estilo de su empresa?
  • ¿Son conformes al tono original y a las directrices de la marca?
  • ¿Es similar la experiencia de marca que se ofrece a los clientes franceses a través de los contenidos que la de los clientes hispanohablantes?
  • Etc., etc.

Pues, facilítese la tarea y deléguela a una directora editorial Francia con
dominio completo de la lengua francesa y de su cultura, nivel de español
suficiente para entender los matices de los textos fuentes, y experiencia
en marketing y comunicación… ¡como yo!

Alimente su estrategia de content marketing

En teoría, el inbound marketing le simplifica la vida: menos esfuerzos, más leads, ¡allá vamos! Pero en retrospectiva, mantener el plan de marketing de contenidos derivado de este proceso viene con algunos tropiezos entre los cuales:

Desconocer la experiencia

Con el mundo digital volviéndose más maduro, se habla cada vez más de experiencia usuario (abreviada UX en inglés). Este enfoque a lo que busca, comprende, siente, hace su cliente potencial y las herramientas que conlleva pueden beneficiar significativamente a su content marketing y a su gestión de contenido. Y eso, a cada etapa del ciclo de venta.

Con respecto al tema de despertar emociones, recuerde que también se viven IRL, ¡a menudo de forma más intensa! Por muy diversos que sean los formatos digitales (sitios web corporativos, e-commerce, billetes de blog o de intranet, posts en las redes sociales, boletines informativos, ebooks, casos de estudio, infografías, notas de prensa online…), a veces, se necesita un medio impreso como un catálogo, un folleto o una revista para construir relaciones privilegiadas.

Subestimar la importancia de la calidad

Los contenidos tienen metas distintas: establecer confianza, demostrar habilidad, generar visitas al sitio web, divulgar información, convertir un contacto en lead, orientar la decisión de compra, etc. Además de cumplir con algunos códigos sociales como la ortotipografía, pongo a su disposición todas las técnicas del periodismo de marca
para beneficiar de contenidos valiosos, prolijos y únicos.

Le agradecerán sus audiencias, tal como los motores de búsqueda.

Olvidarse de la optimización SEO de los contenidos en francés

A contenido web internacional, posicionamiento multilingüe. Es decir, una optimización semántica específica para Francia con sus propias palabras claves, etiquetas title, meta descripciones, etc.

Sostiene su desarrollo global con contenido local

¿Por qué invertir en la creación de contenidos nuevos cuando ya tiene muchos que basta traducir al francés (con Google Translate)?

Tiene razón, a veces, la traducción marketing es la forma más eficiente de dirigirse a su público en Francia.

Sin embargo, existen también casos en los cuales se deben considerar otras opciones: la localización va más allá de transponer palabras y toma en cuenta la perspectiva cultural. Por
ejemplo, alertar a los creadores japoneses del Nissan Moco que este nombre no funciona para un coche en España.

Cuando se añade una dimensión creativa a la traducción, hablamos de transcreación. Volviendo al ejemplo, significa crear un eslogan más adaptado que la traducción literal (“El Moco lo puedes guardar en cualquier sitio»). A no ser que le suena bien.

Tal como lo comentaba arriba, soy especialista de comunicación y contenidos, pero también puedo convertirme en:

  • su estratega de contenido externa para Francia,
  • su redactora jefa en cuanto a los soportes editoriales en francés
  • o simplemente la persona que llama cuando necesita a alguien con francés (y comunicación) para echar un vistazo a los medios digitales o impresos de su marca 😉
 
Aquí le dejo un poco de lectura